Programa de Estudios Surandinos

 


Resumen:
Cuando las Naciones Unidas propusieron designar al año 2002 como el “Año Internacional de las Montañas”, se identificaron la menos cuatro factores que lo justificaban: más de la mitad de la humanidad vive gracias a las montañas de donde se obtiene –principalmente- el agua dulce para la producción de alimentos, para la electricidad y para beber; son islas de biodiversidad así como de diversidad cultural; en estas regiones se desarrollan la mayor parte de los conflictos armados del mundo y en ellas viven muchas de las poblaciones más pobres y con menos seguridad alimentaria de la tierra. Los Andes estuvieron presentes en las discusiones, por cierto. Estas son las montañas que han sido y siguen siendo en términos relativos las más pobladas del mundo y donde encontramos ciudades muy populosas a gran altitud.
Dentro de las ciencias naturales encontramos una larga tradición de estudios sobre los principales temas que afectan a las montañas, principalmente los que se refieren a las fuentes de agua dulce y la conservación de la biodiversidad. Dentro del ámbito de las Ciencias Sociales, estos estudios cuentan con una larga tradición también, aunque tienen algunas áreas menos desarrolladas. El Cuzco en el Perú, Atacama actualmente en Chile, el Altiplano de la Paz y Potosí en Bolivia han sido las jurisdicciones más estudiadas, al menos hasta la década de 1980.
Los Andes han sido principalmente un territorio habitado por indígenas. Los estudios más importantes que se realizaron provienen, por ello, de la arqueología, la etnoarqueología, la etnohistoria y la antropología. La historia se ha ocupado poco de estas regiones y en general atendió a lo ocurrido en las ciudades andinas, los grandes centros mineros, o los eventos en los que estaba involucrada la población española o criolla.
n la actualidad un creciente corpus de estudios centrados en el suroeste de Bolivia y el noroeste de Argentina (al que se suman los del norte de Chile) permite tener un mejor conocimiento de este territorio al que se dio en llamar en la bibliografía “Andes Meridionales” o "Andes del Sur". Esta región tiene algunas características específicas que la distinguen principalmente de los Andes Centrales: su mayor aridez, la ausencia de desarrollos estatales endógenos, poblaciones pequeñas y dispersas en el espacio, baja urbanización, importancia del pastoreo y de las caravanas, y un importante tráfico interregional.
Hasta el presente el espacio Surandino ha sido poco tratado como tal, sino más bien como parte de los márgenes de los Andes Centrales. El ISES nuclea un conjunto de investigadores que desde diferentes disciplinas y enfoques se han dedicado desde hace ya algunas décadas a los estudios andinos meridionales. Es desde este núcleo que proponemos la creación de un programa que articule a los proyectos e investigadores interesados en los Andes Meridionales y permita una vinculación orgánica con otras instituciones, investigadores y proyectos tanto del país como del exterior.
Los objetivos que proponemos son:
-Articular los diferentes proyectos que se desarrollan en el ISES sobre los Andes.
-Fortalecer las relaciones ya existentes con los diferentes investigadores e instituciones de los Países Andinos, en particular de Chile, Bolivia y Perú.
-Fortalecer las relaciones con instituciones y organismos no académicos que están trabajando activamente en la región (INTA, ONGs, Comunidades Indígenas)
-Organizar un seminario periódico de discusión donde se debatan tanto los proyectos en marcha de los distintos investigadores, como artículos en elaboración o bibliografía relevante para nuestros trabajos.
- Convocar a una reunión anual con formato de taller donde puedan participar los investigadores que no residen en Tucumán pero que participan articulados al programa de diferentes maneras.
-Conformar grupos de trabajo de fuerte vocación por la participación en las discusiones globales, a través de la integración en proyectos internacionales y de la asistencia a eventos académicos.

Líneas de trabajo que ya están en marcha:

Prácticas de interacción interregional en los últimos 10.000 años
- Minería y metalurgia
- Etnoarqueología de pastores
- Estudios sobre las guerras que tuvieron lugar a lo largo del siglo XIX en los Andes Meridionales
- Los pastores y su relación con el “mundo de afuera”
- Evolución de la población en el altiplano sud (siglos XVII-XX)
- Relación de la población con el Medio Ambiente.


 

 

Integrantes:
Gil Montero, Raquel (coordinadora)
Aschero, Carlos
Angiorama, Carlos

Pérez Pieroni, Josefina
Rivet, Carolina
Becerra, Florencia
Rodríguez Curletto, Silvina
Giusta, Marco
Abeledo, Sebastián
Moreno, Guadalupe

Nota:
Contacto: raquelgilmontero@gmail.com

Observaciones: Institución Financiadora: CIUNT - UNT